¿Recuerdan?, Ruth, la travesti más conocida

Marisol

Marisol Ayala

Ayer encontré la foto en una carpeta justo cuando no lo buscaba. Ahí lo tienen. En la primera de La Provincia. Ruth Socorro es uno de esos reportajes que buena parte de la sociedad canaria no olvida fácilmente y yo menos; vendí la exclusiva a Crónicas Marcianas y a Antena3. Por supuesto la mitad para Ruth, la protagonista de la historia. Una historia de locos. La policía buscaba a Ruth en Fuerteventura y Lanzarote y yo la encontré en una casa/fumadora de San Cristóbal. Gran Canaria. Nos escondimos las dos en la casa de un amigo. Ocho horas más tarde estábamos en los platós nacionales. El ridículo policial lo pagué al ser detenida por la policía al bajarnos del avión, ya en Gran Canaria, acusada de obstrucción a la justicia. Llamé a La Provincia conté la detención y un abogado me llevó, libre y satisfecha, a la redacción. Fueron días curiosos. A la semana o así Ruth me llamó desde la cárcel para decirme que tenía guardado el dinero en la celda pero tenía miedo de que le robaran.  No recuerdo cómo me la ingenié para sacer el dinero y entregársela a una amiga de San Cristóbal en LPGC y así lo hice.

Siempre me pareció que en un primer momento del caso estaba feliz con lo ocurrido, prensa, popularidad, admiración. En la cárcel de Lanzarote permaneció poco tiempo, un año o así. Luego su abogado haría un escrito para que en su condición de mujer -está operada- le abrieran las puertas de la zona de mujeres de esa prisión. Allí cumplió buena parte de su condena.

Cuando la trasladaron a LPGC llegaron los juicios, una media docena de mujeres denunciaron que a ellas Ruth les había inyectado silicona en varias zonas de la cara. Y pedían dinero pero no tenía un duro. En fin, termino que me lío. Ruth pasó luego horas con jóvenes toxicómanos a quienes les cuenta su experiencia en el infierno de la droga y sus efectos nocivos. Un poco de humor.  Yo fui detenida desde que bajé del avión. Me metieron en una furgona rumbo a Las Palmas de GC. Una cosita. La noche que pasamos en el hotel esperando que amaneciera en Madrid para ir con Ruth al magazine de Antena 3 estábamos tan nerviosas por si aparecía la policía y suspendían el programa, entre las dos acabamos con el minibar y pedimos más copas.

Ruth apareció media dormida en el programa con unas botas del 40, calzando ella un 43. Estaba tan mal que no podía caminar con aquel calzado, corría el peligro de caerse, así que faltando unos minutos corrí a su lado me quité las botas y le puse una pañoleta amarilla por los hombros.  Estaba guapa. Ruth ingresó en prisión unos años y siempre estamos. Somos muy amigas.

Ruth Socorro

Ruth Socorro

Portada espectacular de La Provincia.

Esta entrada fue publicada en Me gusta. Guarda el enlace permanente.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s