Hablemos de Terelu

Marisol Ayala

Llevamos una temporadita viendo a Terelu Campos contando en tv el proceso de su enfermedad. A veces sola, a veces arropada por su hermana y siempre entre lágrimas y aparentemente derrotada…

La ves y te inspira compasión, algo muy parecido al respeto y, por qué no, lástima. Les tengo gran respeto a esas mujeres que llevan años librando una batalla contra un cáncer con resultado desigual. Lo aclaro porque ese respeto o empatía en el que incluyo a Terelu se desvaneció en un momento puntual, justo cuando expuso en público no sólo el hecho duro, complicado, de sufrir cáncer, no, contar como contó en su tv de cabecera que se podría someter a una mastectomía en ambos pechos. No me gusta. Vender exclusivas de salud a pecho descubierto no.

Terelu Campos

Mis amigas, las que luchan o han peleado en el mismo ring no han llorado ante las cámaras, lloran en solitario, con los suyos. Esa falta de respeto, esa ausencia de pudor para hacer del diagnóstico un negocio, o eso parece, suena feo. No marcar distancias cuando hablamos de un cáncer y eres objeto de deseo de los insaciables medio del corazón es un arma peligrosa; ella lo sabe más que nadie; nació en un plató. Lástima que en esa casa, T5, la también casa de Terelu, nadie le haya aconsejado pasar a un segundo plano y explicarle lo que significa respeto a las otras y a ella misma. No digo que esa cadena busque audiencia a cualquier precio, lo que es una evidencia, digo que entre los suyos, sus amigos, ella misma. Un culebrón criticable.

Puede que la discreción no figure en el ADN de la hija de Mari Tere pero en esos casos una buena brújula y pelín de sensatez es necesario. Sentarte en un plató a desmenuzar un proceso quirúrgico no es una campaña, es un 23% de audiencia.

PD. Lo que han leído lo escribí hace unas semanas pero viéndola hoy de nuevo en un plató creo que el texto tiene plena vigencia. Pero una cosa es una cosa y dos cosas son dos cosas de manera que, dicho lo dicho, toda la suerte del mundo para ella y para tantas otras.

Esta entrada fue publicada en Así es la vida. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hablemos de Terelu

  1. Lola dijo:

    Esta niña, ya está tan acostumbrada a exponer su vida en los platós que lo ve de una manera absolutamente natural, y según le van pagando por cada exposición, más natural le parece.
    Por cierto, siempre me he preocupado y no me explico, cómo esta chica tan bien criada y codeada ha salido tan horterita la pobre. Tiene una forma de vestir y una gestualidad que por crianza, no le corresponde.

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s