Los jubilados sí pueden

Marisol Ayala

Será una imagen para la historia. Hace tres días que en España miles de jubilados tomaron las calles y le plantaron cara al gobierno. Un aviso con cornetas y tambores. Demasiado silencio para demasiados atropellos, la burla y la humillación sistemática. La protestas en Barcelona, Bilbao, Zaragoza, La Coruña o Pamplona ha cogido por sorpresa al gobierno y en general a toda la sociedad española. Este movimiento tiene vocación de aviso a navegantes y ha prendido la mecha. Tiempo al tiempo. Han sido unas imágenes  sorprendentes e inéditas.

Pero ¿qué piden esos personas que lucen canas e indignación?, pues pensiones dignas; poner fin a las limosnas, a la indignidad; porque indignidad es que con los  836,47 euros de pensión media una inmensa mayoría tiene que ayudar a hijos y nietos, esos hombres y mujeres que trabajan de sol a sol para seguir siendo trabajadores pobres. Trabajadores que cobran 400, 500e, de lo que tienen que pagar un pico de autónomo. La desesperación de los jubilados ha llegado a un límite de lo que yo me alegro después de haber callado más de lo conveniente. Las imágenes que hemos visto son de rabia e indignación, haciendo añicos las cartas sorpresa enviada por el gobierno en el que detalló con pomposidad que la subida aprobada es de un 0, 25%.  Una burla más.

Y la guinda. A los jóvenes quejosos Don Rajoy les aconseja que ahorren para que el día de mañana tengan unos ahorrillos. La tomadura de pelo es de tal calibre que los jubilados, las espaldas calientes del sistema, se han echado a la calle hartos de insultos. La exitosa protesta es un mensaje inequívoco que abre el interrogante de hasta dónde puede llegar este movimiento que de crecer parejo con la indignación de los ocho millones y medios de jubilados españoles el gobierno tiene un marrón que vaya al carajo aquello que Podemos plantó en Sol. Gritos como “somos pensionistas, no terroristas”, “ladrones” o “hasta las pensiones nos quieren robar” son más que palabras.

Les recuerdo que las Islas se sitúan como la octava región española con la retribución más baja mientras que la media del conjunto nacional -que comprende las de jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y aquellas a favor de familiares- a 1 de agosto estaba en 905,3 euros mientras en Canarias se planta en los 836,47 euros, es decir un pensionista canario cobra casi 70 euros (68,83) menos al mes que el conjunto del país.

Sigan aplaudiéndoles, sigan.

Esta entrada fue publicada en Volando bajito. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los jubilados sí pueden

  1. Lola Arencibia Moreno dijo:

    Espero que este movimientos de los jubilados,
    haga tomar conciencia al gobierno, bueno, con-
    ciencia es mucho pedir, pero al menos, que le
    sirva de alerta y se decidan a tomar medidas. A
    los jubilados se les ve con ganas y tiempo tiene
    mucho….

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s