Sara, once años

Marisol Ayala

Nos conocemos tan bien, hemos vivido muy juntas su tragedia que sin hablar sé lo que piensa Nieves Hernández, la madre de Sara Morales. Dos “hola”, un suspiro, un corazón enlazado en nuestro whatsapp son señales, mensajes. Cuando pasan semanas y no sé de ella me preocupo. Sus silencios me alertan. Sabía que el 30 de julio su cumplían once años de la desaparición de su hija y no la llamé. No quise. Nieves marca los tiempos y sabe bien que me importa, que aquí estoy. No quiere prensa, se cansó de no tener nada que decir. A veces usa el whatsapp para desahogarse, para reflexionar. Son textos de escasas líneas. Por eso cuando hace tres días me envió lo que ustedes van a leer tardé dos minutos en llamarla. Era, es, una carta larga para lo que generalmente escribe. Va dirigida no se sabe bien a quién pero resume dolor y decepción. Lucha sin fuerzas para que su hija no caiga en el olvido, por eso la escribió. Le pedí permiso para que su texto ocupara mi columna de domingo y su respuesta fue un “como tú quieras”. Y quiero. Si algo le consuela, siempre quiero.

Aquí la tienen.

“No sé si te escribo a ti o al resto del mundo para que continúes en sus mentes. Once años que no te veo y todavía aquel día permanece en mi cabeza como si fuese ayer, sin saber qué ocurrió realmente, sin ser capaz siquiera de poder imaginarme qué pudo pasarte, hija. Desde aquel día nada es igual; me parece tan irreal lo que nos está pasando? Lágrimas que vienen como tú vienes a mi cabeza para preguntarme siempre lo mismo, para intentar comprender por qué ni expertos en estos casos no han podido localizarte. Difícil, sí, pero sigo esperando una respuesta, un algo, un indicio, una sospecha, un quizás. Pero nada. Pienso cómo es tan fácil desaparecer, tan sencillo burlar a tantísimas personas y tan complicado resolver este enigma. ¿Porque vivimos en una pequeña isla?, lo cierto es que estamos como el primer día. Mismo dolor, misma angustia y los mismos resultados. La nada”. A veces lamenta su suerte, otras se enfada frente a tanta adversidad y alguna, cuando me quejo de cualquier bobería, me consuela. Yo me río y ella acaba riéndose de mí. Su argumento para guardar silencio es aplastante “¿Para qué?, ¿Para decir que once años después no hay nada nuevo? ¿Para hacernos más daño, no?”

Tenemos que protegernos de tanto dolor.

Esta entrada fue publicada en Volando bajito. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Sara, once años

  1. Hermanos Hernandez Castellano dijo:

    Mi sangre, mi hermana Nieves, ejemplo de vida,
    de fuerza, de coraje. Mi madre, el sustento de
    todos. Algo tan horrible que no se puede superar
    así pasen 100 años, nuestro curación sería su
    vuelta, retroceder a aquel día y verla llegar a casa
    después de un apacible domingo cualquiera.
    Gracias a todos los que están apoyandonos
    incondicionalmente, por estar ahí. Gracias de
    Corazón.

    Me gusta

  2. Ludy Falcón dijo:

    Ufff muy fuerte!!
    Ojalá algún día está madre, pueda encontrar esa respuesta que espera desde hace once años. Inimaginable su dolor y su espera, desespero y angustia diaria por tener algún indicio de lo que ha pasado con Sara.
    Solo espero que pueda seguir teniendo fuerzas y gente como tú a su alrededor, para que no se desaliente.
    Yo como madre el solo imaginar estar en su lugar un día, me angustia.
    Marisol dale mi apoyo y sabes que si puedo ayudar en algo estoy aquí.
    Un abrazo para las dos.
    👩🏼

    Me gusta

  3. Carmina Hernandez Chacón dijo:

    Marisol esta,señora,con tan pocas palabra dice tanto ,,,,,yo lo único que puedo decir es que me produce una lastima,terrible ,,y que habiendo pasado por el episodio de la muerte de un hijo ,,,,este caso es aun peor porque no se que seria de ni si no tuviera el conocimiento exacto de lo que le paso a mi hijo ,

    Me gusta

  4. Eva Perez Martel dijo:

    Triste realidad, ¿como es posible en tanto tiempo que no haya un indicio de donde está esta niña?. Tiene que ser muy crudo para una madre ver como una hija sale de casa y después de once años nos saber si está viva o muerta.

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s