Gracias Rubén

Carla Sánchez

No soy una experta en salsa, tampoco una seguidora incondicional de Rubén Blades, pues me gustan muchos tipos de música, no conozco su fecha de nacimiento, ni sus gustos, aunque el sábado nos confesó en “petit comité” a todo el anexo del Estadio de Gran Canaria, que nunca se ha sacado el carnet de conducir, así que ya tengo algo que añadir a su ficha. No podía faltar, faltar a una cita con Rubén, supone perderse como ruge la mar embravecida y rompe la ola desde el horizonte.

Sin embargo, Rubén tiene la culpa de que yo haya sido una incomprendida entre los niños de mi edad. A mí me gusta Rubén Blades……Rubén qué ?? Me decían en el colegio. Nunca ha sido feo, pero no salía en la portada de la Super Pop y esto le cerraba las puertas al círculo del que yo me rodeaba en primaria.

No es Rubén directamente el causante de mi incomprensión, el conducto entre Blades y yo, es mi hermano y su amor por la música, la salsa y la percusión. ¡Mamá dile que pare ya!…mi madre resignada, mediaba entre los dos para que mi hermano soltase las congas, que ya era la tercera vez que tocaba María Lionza. Cuando paraba, en el fondo, se me quedaba un hueco, ese hueco salsero de un género musical que pegó fuerte en su momento e hizo canción frases y situaciones cotidianas. Rubén armonizó problemas, verdades, protestas, que yo cantaba siendo pequeña y nadie entendía.

Este sábado, Rubén vino a vernos, porque como él mismo admite, los canarios le hemos marcado tanto que hizo una canción para todas las islas, porque ser canario es ser latino con pasaporte español.

Rubén Blades

Cuando subió al escenario, reconocí el comienzo de “Pablo Pueblo”, un tema que habla de realidades y frustraciones, de miseria, de hambre, de lucha, porque en la casa del pobre, hasta el feto trabaja. Hace no mucho, Nicolás Maduro le reprochaba públicamente, que había olvidado quien era Pablo Pueblo y se lo decía desde algún tipo de sede administrativa oficial, con un porte claramente presidencial, se lo decía a Rubén, el mismo que terminó su concierto del viernes en Tenerife y vino en barco en clase turista hasta Gran Canaria jugando con las cartas al solitario en una mesa y sacándose fotos con todo el que se lo pidiese, pese a estar ligeramente mareado. Con ese porte, cogió fuerzas y al llegar a nuestra isla nos regaló tres horas de sabiduría, con una orquesta exquisita y el aplomo de quien tiene las tablas de un maestro, que eternamente se siente aprendiz.

Rubén recordó a muchos que ya no están y admitió con honestidad que “El cantante” la escribió para otra persona que la interpretó viviéndola porque estaba encarnado en la letra, el malogrado Héctor Lavoe, el cantante de los cantantes, que apenas llegaba al micrófono, cuando cantaba con Willie Colón “no me llores más”. La gente cumplió y fue una fiesta su entierro, pero no por ello menos triste, de haber podido hacerlo, yo te hubiese esperado dos horas en un concierto, porque, “tu no eras quien llegaba tarde, la gente llegaba muy temprano”.

Blades, de haber sido chamán, sería un sabio consultado por toda la amazonia, pero por suerte ha sido cantante, compositor, músico, ministro, actor, poeta, ha sido Rubén Blades. No necesita mayores montajes para llegar a la gente, cuando llegué a casa, me dolían los cachetes de sonreír y los pies, por supuesto, de bailar.

Blades, por tu mala maña, sin embargo, no te fuiste sin pagar porque lo diste todo y allí te mirábamos, ojos que preguntan, ojos que responden, ojos desconfiados, ojos bonachones, ojos de policías, ojos de ladrones, ojos de señoras y ojos de señores…los ojos de tus pueblos. Sabes de sobra que Las Palmas de Gran Canaria no es una ciudad de plástico, a los canarios se nos ven las caras y también el corazón y como en las decisiones todo cuesta, no puedo elegir mi canción favorita, fueron tantas, hiciste como la marea, a tu hora llegaste, pero casi no te vas. Gran Canaria te quiere, Canarias es patria y patria…..son tantas cosas bellas.

Fui a por cerveza mientras buscabas guayaba, pero la absurda y kilométrica cola de la única barra que puso la organización no estaba entre la vereda del ocho y el dos y es que supongo que los organizadores de la única barra que había, pensaban lo mismo que quien te dijo “¡ministro, con agua, tierra y sol, cualquiera es agricultor!”. Por eso, preferí volver entre la gente, plantación adentro, que es donde se sabe la verdad.

Rubén quiere irse de la salsa, da igual a donde vayas, aquí queda el legado de tu empeño por establecer la tolerancia y hacernos saber que hay a quien le halló la muerte un domingo en misa, dando la comunión en mangas de camisa, que matan a la gente pero no matan a la idea.

Todo el mundo echa el cálculo de que si vienes eres el de Pedro Navaja, pero yo sé que eres el de Juan Pachanga e intento imaginarme lo que tuvo que suponer ensayar antes de una actuación, con la Fania All Stars, eres el que dio esperanza a los amores imposibles, como Ligia Elena y aquel pobre trompetista, eres el que invita a moverse contra el racismo y su maldad, porque la piel, es pura geografía.

La gira lleva por nombre, “Caminando, adiós y gracias”, probablemente te vayas porque estás buscando América. Yo a este texto lo he llamado solamente gracias, no vamos a decirte adiós, porque tu bien sabes que “Todos vuelven”.

Esta entrada fue publicada en Me gusta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Gracias Rubén

  1. Paqui Batista dijo:

    Que bonita ,tierna ,auténtica ,optimista,y no se qué más puedo decir ,de como has descrito,al gran,único e irrepetible Rubén Blades .A mi me encanta la canción que canta con Fher Olvera ,Maná ,sábanas blancas ,

    Me gusta

  2. Adri Londoner dijo:

    Una genial definición, de un genial maestro!!! Algunos seguiremos buscando América,,,

    Me gusta

  3. Fabiola Sánchez Méndez dijo:

    ……como de costumbre y nunca las mañas pierdas, hermoso texto.
    Gracias por invitarme a tan inolvidable y mágico concierto, aunque
    No pudiéramos disfrutar de una cervecita mientras lo escuchábamos
    aún teniéndola paga…..😘👍

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s