Todos vuelven

Carla Sánchez

Este título hace honor a una canción de Rubén Blades en la que nos cuenta como todo, tarde o temprano vuelve. Es un todo que no puede generalizarse, mucha gente supera cosas, que no vuelven jamás, pero hay otras que creíamos perdidas o ya olvidadas.

Mi mejor amiga, para mi desgracia, vive fuera de España hace muchos años, cuando se fue, éramos adolescentes. Al irse se llevó con ella como último tesoro, todos nuestros recuerdos, situaciones, personas, olores, canciones, que yo, al quedarme aquí he borrado de mi memoria por completo. Cuando viene a verme, suelta como cotidianas, cosas que no escucho desde los 17 y yo, sufro un viaje en el tiempo, en el que vuelvo a recordar a una persona o una anécdota en concreto, de la que ya en mí, no quedaba ni rastro.

Carla y Marisol Ayala

El ser humano tiene poca memoria, tan poca, que cuando ve en la televisión las imágenes de la Alemania nazi, piensa que por fortuna eso no va a volver a pasar. Como todos vuelven, ahora mismo Siria cruje, con la misma intensidad que crujían las puertas de los campos de concentración al cerrarse y Europa, que además de desmemoriada es ciega, está cerrando fronteras a la última esperanza de mucha gente, recuerda Europa, que todos vuelven.

Otro ejemplo de regreso, se da cuando sufrimos una injusticia y hervimos por dentro…no vale la pena, ni te molestes, volverá de una forma u otra, esa persona, esa situación, ese día, esa oportunidad. Quien me siga, recordará que hace un tiempo escribí un texto, explicando a mi manera, que la vida es una rueda y que todo lo que hacemos o decimos, se convierte en un boomerang que…..Oh sorpresa!……vuelve.

Por el camino, en la vida, pierdes a gente o crees que las pierdes y no me refiero sólo a que fallezcan, hablo de personas con las que dejas de conectar, hablar, quedar, sin motivo aparente más allá que los compromisos diarios y de repente un día, vuelven. Incluso, los que se han ido para siempre y ya no están entre nosotros regresan, no se me asusten, no es nada paranormal, hablo de cuando ves que tu hijo/a, tiene un gesto, manía, expresión facial de sus abuelos o cuando encuentras rebuscando en un cajón, algún objeto personal de quien ya se fue, gracias a eso, ha vuelto.

Vuelven las barbas, vuelve el verano, vuelven los pensamientos más cerrados, también los más liberales, vuelven las hombreras, vuelve lo tradicional, vuelve lo sencillo, vuelven los veinte aunque hayas cumplido setenta, vuelve la ilusión, la pena, las ganas de comerte el mundo, los abrazos, las miradas, vuelve a parecerte una chorrada lo que de repente te preocupó.

Precisamente en operación retorno con su blog, está Marisol Ayala, mientras lo hacía, se le ha ocurrido la feliz idea de tenderme la mano y casi le arranco el brazo, porque yo me subo al tren en marcha si hace falta.

Amenazamos con volver y no era broma, porque todos, vuelven.

Esta entrada fue publicada en Me gusta y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Todos vuelven

  1. Ana Curbelo dijo:

    Si mi niña todo vuelve y como no tú, a escribir y nosotros a disfrutar leyéndote…Un beso fuerte para ti.

    Me gusta

  2. Dolores Suarez dijo:

    Me encanta.Muy buen artículo. Grandes verdades dichas con fina chispa , pero verdades al fin. Todo vuelve, si.
    Por eso, recordar que Europa no solo está ciega, sorda, muda y encima “atoletá”

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s