Rompamos el silencio

Ha sido enriquecedor compartir en el Museu de l’Esport Melcior Colet (Barcelona) textos de La secta del kárate con víctimas de la violencia sexual en el ámbito del deporte y expertos sobre una lacra social que cada vez tiene más presencia en el mundo del deporte.

En el mundo del deporte no todo es tan bonito.

Voice es un proyecto internacional en el que se han asociado ocho universidades, cuatro organizaciones deportivas y una asociación de apoyo a las víctimas y que nació para apoyar y proteger a las personas afectadas por el acoso y la violencia sexual en el ámbito del deporte. Intervinimos en el fórum Rompamos el silencio en el deporte, hablando de nuestra experiencia con las víctimas del karateca Torres Baena, condenado a 302 años por abusar de sus alumnos. Romper el silencio es un buen lema. Se trata de que las víctimas verbalicen lo que han sufrido en concentraciones, vestuarios, etc., En el acto de Barcelona dos deportistas de élite contaron el infierno que vivieron a manos de los entrenadores que abusaron de ambos. El modus operandi se repite en todos los casos. Comienzan ejerciendo un poder dictatorial sobre las víctimas hasta anularlos. Frente a eso, los deportistas reaccionan primero sin dar crédito a lo que está ocurriendo y más tarde inmersos en la soledad. Sienten vergüenza y temen decirlo en casa. Escuchar la dureza de cómo vivieron años de abusos sexuales hasta el punto de rechazar ir a una Olimpiada y dejar el deporte o reconocer incapacidad para abrazar a sus padres son datos del daño causado. Algunos se sienten incapacitados para el afecto. Han marcado sus vidas hasta que denunciaron y recibieron apoyo psicológico. Cuando lo hicieron en un caso el delito había prescrito y en otro fue imposible aportar pruebas.

En eso se basa parte del proyecto: en concienciar sobre la necesidad de que no prescriban los delitos que se cometen cuando los deportistas son niños y en la edad adulta es cuando son conscientes de lo sucedido, pero para entonces es tarde para que actúe la justicia. Hasta que la sociedad asuma que todos los abusos sexuales a menores tienen la misma ruta será complicado ponerles fin.

Si no te informas jamás los podrás ayudar.

marisol_@Ayala

Esta entrada fue publicada en Volando bajito. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rompamos el silencio

  1. carmina hernandez chacon dijo:

    Romper el silencio es una cosa que casi siempre da resultado.
    La idea de concienciar a la sociedad de que no prescriban los delitos me parece fantástica porque es lo que explicas en el articulo, estos abusos se cometen cuando los deportistas son niños…y se dan cuenta de la realidad cuando se hacen adultos……Una vez mas…”articulo para ayudarnos!”..la información siempre ayuda pero en este caso mas y otra vez mas, te digo como en el articulo de yurena,,,,habras tenido que oir la dureza de como vivieron las victimas esos abusos…..Horrible,,,,,Valiente tu profesión Marisol.

    Me gusta

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s