La exhibición del fracaso

Hermano mayor, hijos malvados. Cuando soy capaz de ver el reality que tiene como protagonistas a padres, abuelos o hermanos acorralados por quien se supone nació para ser querido y para querer, me horrorizo. Reconozco que durante el rato que aguanto enmudezco y me hago mil preguntas, un vaivén mental e incomprensible me sacude. Como a todos, supongo. Viendo a la fiera enjaulada agrediendo a los que tanto les quieren recuerdo a los hijos que criamos con mimo, desvelo y adoración.

La interrogación mental que se repite es ¿cuándo comenzó todo?, ¿por qué aquel niño que te han mostrado feliz, abrazado a su madre, comenzó a deslizarse por la rampa de la violencia? ¿cuándo eligió a sus padres para saciar su violencia?, ¿qué coño hay detrás de quien es capaz de agredir a unos ancianos, a unos padres? En algunos casos son las escenas más duras que he visto, seguramente por saber que ocurren; que ocurre en nuestro país, en nuestra ciudad y en la vida cotidiana mucho más de lo que nos creemos. En la pelotera doméstica donde el miedo se palpa siempre escucho la frase que tal vez encierre parte del problema: “Ha tenido de todo, le hemos dado todo”, dicen las madres mientras los padres asienten en silencio.

En ése escenario llega el hijo maltratador cuya sola presencia pone sus vidas patas arriba. Odio, rencor, drogas, frustración, desarraigo. Me impacta tanto el ambiente de terror familiar que nos muestran que anoto frases y observo escenas. El nivel de humillación al que el hijo cruel somete a su madre paraliza. Una escena me impresionó especialmente. En la cocina una madre trata de evitar la agresividad de su hijo pero éste no solo la golpea y destroza la casa, no, ese día se dio el “capricho” de volcar sobre la cabeza de la mujer que lo trajo al mundo litros de leche y Cola-Cao y hacerla prisionera en casa. Me he preocupado por saber si “Hermano Mayor” como producto televisivo tiene un componente de mentira, de manipulación. No lo creo. No olviden que los golfos que presumen de sus fechorías existen. Cuesta creerlo, pero así es. Y más, son ellos y sus padres los que solicitan salir en el programa para que España entera vea el fracaso de sus vidas, ¿por qué?, porque en ese programa ven única posibilidad de poner fin al infierno. Ellos ya no pueden.

Es la exhibición de la crueldad, la crueldad de una parte de la juventud que disfruta maltratando.

Publicado en Volando bajito | 2 comentarios

De vacaciones

En estos días, unos más y otros menos, la mayoría buscamos un lugar, cerca o lejos, en el que cargar las pilas y huir del frenético día a día. Toca vacaciones, días para el olvido y disfrute. Para muchos esa ha sido la preocupación de la semana: dónde descansar, dónde hallar ese rincón que frene el reloj. Pero no nos engañemos. No todos los vecinos, solo un mínimo porcentaje, estamos enfrascados en la misma preocupación.

Un libro, la mejor compañía.

En nuestra ciudad hay muchos vecinos, muchísimos, que no saben de vacaciones y que durante los 365 días del año hacen malabarismos para salir adelante, para sobrevivir, para que el dinero les llegue para llenar la cesta de la compra y cubrir los gastos de la casa.  Muchos, incluso, no han vivido jamás el hormigueo de una vacaciones pero es que de todo hay en una sociedad multicolor con distintas economías. La crisis ha hecho más ricos a los ya ricos y más pobres a los que ya eran pobres, eso es así. ¿Vacaciones dices?, no puede ser. Las realidades son distintas. Ahí tienen sin ir más lejos el ejemplo de Doña Carmen, la anciana que cada tarde de verano sale al parque de su barrio, sus hijos le colocan una silla de playa, una sombrilla y ahí  ve pasar el día, fresquita, hablando con todo el que le dé conversación. Ese es su verano.  Sabe Dios si la mujer disfruta más con su parque/terraza que en un hotel de lujo. No sé, no sé. Es la cara cambiante de una sociedad que sus gobernantes han convertido en una fábrica de pobres. La amnesia de verano es un buen antídoto contra las amargas historias que la vida nos sirve en bandeja y que poco a poco, con la emoción y la deriva que elige la pluma,  camina del blanco al negro.  Esta columna semanal tiene mucho de emoción, de cercanía, de historias reales de manera que iniciado el mes de julio me permito compartir con ustedes que en unos días pasaré las primeras vacaciones de mi vida con ese niño que llegó a nuestras vidas. Mi nieto. Nada especial, ni gran destino, ni gran hotel. Días adaptados a su demanda, a mirarlo y verlo crecer. Por unas semanas arrincono las colaboraciones periodísticas salvo ésta. No pienso emplear un solo minuto en otra cosa que no sean los míos.

Unos días para dejar pasar el tiempo mirando a los celajes, ese conjunto de nubes multicolores, tenue, que tampoco tienen prisa.

Exactamente eso.

Publicado en Volando bajito | 2 comentarios

Magos con Estilo

Carla Sánchez

El jueves me invitaron a hacer la compra, como suelo hacer cada sábado, puesto por puesto, en el Mercado Central, pan de puño, sama, congrio, quesito, aceitunas, huevos, un codillo, naranjas, plátano, papas del ojo rosado, y dos bolsas de verduras para la semana…cual fue mi sorpresa, que todo esto estaba junto a la prensa, las autoridades, un photocall y un montón de gente guapa, ¡menos mal que me había planchado el pelo!

El equipo que desde hace dos años hace posible la Revista Con Estilo.

Yo seguí en mi empeño, de llenar mi despensa, los puestos del mercado, estaban llenos de mercancía, la fruta deslumbraba como si hubiesen sacado brillo a las manzanas una por una, el pescado parecía vivo, podía pensar que estaba delirando, pero caí en la cuenta de que la única subida de temperatura que tuve, sonaba por todo el mercado, porque Manel Ruiz, acababa de poner “Fever” versionado por La Lupe, entre otras maravillas. Copas de vino que invitaban a tomarse, montañas de hielo pobladas de botellas de cerveza, tataki de atún, trufas de morcilla, jamón recién cortado, cocteles, masajes, tatuajes, trajes, carteras, no eran las rebajas ni nadie iba a pelearse por una camiseta, Ferino V estaba allí y no era momento de jugársela a golpes.

Acostumbrada, a encontrarme cada sábado, señoras en bata comprando felizmente, empecé a darme cuenta, que todos, estaban bien vestidos y había un equipo de modelos ataviados con diseños que incluían las portadas de la revista con Estilo, tanta gente elegante, cumplía porque Pedro Palmas vigilaba de cerca, como hace con sus diseños. De repente vi llegar a Alex Mercurio y a unos focos perseguir a Miki Ayala, ahí ya empecé a agobiarme, porque no sabía si terminar la compra o la copa, ¿Qué estaba pasando? La explicación estaba cerca, volaba entre los pasillos, pendiente de todo, ajeno a nada, se llama Israel Reyes y es el maestro en hacer magia, quién si no, puede juntar en un mercado, a la cultura, la moda, la vanguardia y que todo esté perfectamente sincronizado, pues Israel. Sólo el sería capaz de hacer una pool party recordada por años, con un charco cualquiera de playa chica. Es todo un truco que ni en Hogwarts sabrían completar, es parte del momento que vive canarias, donde por fin, resurgen profesionales, de todos los ámbitos, y se comunican entre ellos para hacer cosas apoteósicas. No estaba haciendo la compra, estaba en el segundo aniversario de la revista con Estilo y comenzaba a entender, por qué le pusieron ese nombre.

Con Estilo, está formada por un equipo empeñado en enseñarle a Canarias, lo que Canarias vale, lo que Canarias tiene en cuestión a talento, moda, gastronomía, diseño, opinión, fotografía, arte…y sin duda alguna lo están consiguiendo, esta fiesta era el concentrado de todo ello, todo era tan mágico, que el fotógrafo de la puerta, consiguió que saliese guapa. Con Estilo, viene el primer jueves de cada mes, con La Provincia y La Opinión de Tenerife, ninguna provincia puede quedarse sin conocer el resultado del trabajo de este equipo, porque sería injusto, los canarios tenemos mucho que decirle al mundo y sobre todo tenemos que sentirnos orgullosos del trabajo que los nuestros y los que no son nuestros pero así se sienten, están haciendo en esta fiebre cultural que estamos viviendo, no tomes nada para bajarla, deja que estalle el termómetro, vale la pena.

Por si fuera poco todo lo que les he contado y ya pensando que todo aquello, parecía increíble, Yanely Hernández, bellísima como siempre, puso el broche de oro dejando entrar, como lo leen, en un mercado, a los protagonistas de Cabaret, que venían directos del teatro Cuýas, como ella misma definió, “molidos como zurrones” a dar toda la energía que les quedaba como si fuese la primera función. Salió perfecto, normal, es Jose Carlos Campos…¿Que esperaban?

A título personal, vi de cerca lo que supone, tener tablas como periodista y nervios como madre, pero Marisol, sabe que Miki es capaz de todo esto y mucho más, lo sabe ella y todos los que le arropamos esa noche, los Ayala lo custodiaban como un tesoro, Miki me dirá que todo es más fácil cuando te rodeas de amigos y profesionales como los que ahora mismo hacen piña con él.

Cuando me fui, privada, con mi ejemplar de la revista y el obsequio, que, para colmo de detalles, me dieron al salir, mandé un whatsapp a Miki Ayala: “Hiciste magia Miki, sólo la gente peculiar, sabe hacer magia”. La gente peculiar, tiende a encontrarse, están todos en un equipo de trabajo ahora mismo, felicidades a con Estilo y felicidades a todos los canarios, por tener entre nosotros gente así.

 

Publicado en Me gusta | Etiquetado | 1 Comentario