La verdad sobre “Las Cloacas del estado”, documental.

El documental ‘Las cloacas de Interior’ (Mediapro), que narra el uso partidista del Ministerio del Interior durante la etapa de Jorge Fernandez Díaz como ministro y la existencia de una brigada política en la Policía, se emitió  en GolTv alcanzando los 347.000 espectadores. La audiencia total supera ya los dos millones de personas, pese a que ninguna otra cadena privada ha querido mostrarlo.

Mira el documental íntegro

La emisión del trabajo audiovisual, basado en las investigaciones de Público, llevó a cientos de tuiteros a convertir #LasCloacasDeInterior en Trending Topic mundial. La red se llenó de mensajes de indignación por los manejos políticos de Interior:

Un gran trabajo de investigación.

Impactante.

Publicado en Me gusta | Deja un comentario

Gracias Rubén

Carla Sánchez

No soy una experta en salsa, tampoco una seguidora incondicional de Rubén Blades, pues me gustan muchos tipos de música, no conozco su fecha de nacimiento, ni sus gustos, aunque el sábado nos confesó en “petit comité” a todo el anexo del Estadio de Gran Canaria, que nunca se ha sacado el carnet de conducir, así que ya tengo algo que añadir a su ficha. No podía faltar, faltar a una cita con Rubén, supone perderse como ruge la mar embravecida y rompe la ola desde el horizonte.

Sin embargo, Rubén tiene la culpa de que yo haya sido una incomprendida entre los niños de mi edad. A mí me gusta Rubén Blades……Rubén qué ?? Me decían en el colegio. Nunca ha sido feo, pero no salía en la portada de la Super Pop y esto le cerraba las puertas al círculo del que yo me rodeaba en primaria.

No es Rubén directamente el causante de mi incomprensión, el conducto entre Blades y yo, es mi hermano y su amor por la música, la salsa y la percusión. ¡Mamá dile que pare ya!…mi madre resignada, mediaba entre los dos para que mi hermano soltase las congas, que ya era la tercera vez que tocaba María Lionza. Cuando paraba, en el fondo, se me quedaba un hueco, ese hueco salsero de un género musical que pegó fuerte en su momento e hizo canción frases y situaciones cotidianas. Rubén armonizó problemas, verdades, protestas, que yo cantaba siendo pequeña y nadie entendía.

Este sábado, Rubén vino a vernos, porque como él mismo admite, los canarios le hemos marcado tanto que hizo una canción para todas las islas, porque ser canario es ser latino con pasaporte español.

Rubén Blades

Cuando subió al escenario, reconocí el comienzo de “Pablo Pueblo”, un tema que habla de realidades y frustraciones, de miseria, de hambre, de lucha, porque en la casa del pobre, hasta el feto trabaja. Hace no mucho, Nicolás Maduro le reprochaba públicamente, que había olvidado quien era Pablo Pueblo y se lo decía desde algún tipo de sede administrativa oficial, con un porte claramente presidencial, se lo decía a Rubén, el mismo que terminó su concierto del viernes en Tenerife y vino en barco en clase turista hasta Gran Canaria jugando con las cartas al solitario en una mesa y sacándose fotos con todo el que se lo pidiese, pese a estar ligeramente mareado. Con ese porte, cogió fuerzas y al llegar a nuestra isla nos regaló tres horas de sabiduría, con una orquesta exquisita y el aplomo de quien tiene las tablas de un maestro, que eternamente se siente aprendiz.

Rubén recordó a muchos que ya no están y admitió con honestidad que “El cantante” la escribió para otra persona que la interpretó viviéndola porque estaba encarnado en la letra, el malogrado Héctor Lavoe, el cantante de los cantantes, que apenas llegaba al micrófono, cuando cantaba con Willie Colón “no me llores más”. La gente cumplió y fue una fiesta su entierro, pero no por ello menos triste, de haber podido hacerlo, yo te hubiese esperado dos horas en un concierto, porque, “tu no eras quien llegaba tarde, la gente llegaba muy temprano”.

Blades, de haber sido chamán, sería un sabio consultado por toda la amazonia, pero por suerte ha sido cantante, compositor, músico, ministro, actor, poeta, ha sido Rubén Blades. No necesita mayores montajes para llegar a la gente, cuando llegué a casa, me dolían los cachetes de sonreír y los pies, por supuesto, de bailar.

Seguir leyendo

Publicado en Me gusta | Etiquetado | 3 comentarios

Dormir con Gemma

Se la debía. Le debía unas palabras de admiración y gratitud. Como miles de radioyentes estoy en deuda con esa mujer menuda, cálida, tierna, de voz conciliadora y risueña. Gemma Nierga. Una de las voces más queridas de la radio, despedida de la Ser después de 30 años frente al micrófono. Decisiones empresariales incomprensibles pero siempre digo que cuando no te quieren lo mejor es marcharse. Duro, pero compensa.

Gemma acompañó nuestras madrugadas, luego nuestras tardes y finalmente nuestras mañanas. Su “Hablar por Hablar”, programa del que fue primera responsable desde 1989 a 1997 supuso una ventana por la que comenzó a sacar la cabeza una sociedad que protegida por la noche, por la oscuridad, contaba que tenía muchos más problemas de los que sospechábamos. Hombres y mujeres que se atrevían a llamar y contar su realidad. “Hablar” fue desde entonces un periódico sonoro. Es cierto que la madrugada invita a la confidencia pero es igualmente cierto que la voz de Gemma, su complicidad, su habilidad, su calidez, le permitía sentarse en la orilla del problema sin hablar apenas. Escuchar sin interrumpir.

Hay relatos de mil noches en vela que aun revolotean en nuestras mentes porque la radio de Gemma fue como ese servicio de emergencia al que llamas para que acuda cuando se inunda la casa. Ahí todos escuchamos historias duras, tiernas, de desesperanza y de tragedia. La voz de Nierga siempre fue un bálsamo; siendo grave lo que escuchaba no se alteraba, no, actuaba entreteniendo al suicida, orientando un parto que llegó sin avisar o consolando la soledad. Pero también le metieron algún gol, ¿a quién no?, por ejemplo, la mujer de Las Palmas de GC que una noche entró en su programa y contó a bocajarro que pasaba las noches sola porque su marido “que es un conocido abogado, se va de putas”. A la señora prostituta ni nombrarla pero de su marido dio nombre y apellidos. En esa época yo cubría tribunales y supe quien era el letrado e incluso comentamos el caso. Un pillo. “Esa mujer está loca. Ya le corté el teléfono”. Como tiene que ser. Expeditivo.

En fin, recuerdos que mariposean en torno a una Gemma Nierga que por cierto superó una delicada lesión en las cuerdas vocales y volvió a la radio, ya curada. Los oyentes fieles le esperaron pacientemente. No tengo duda de que la escucharemos en otra emisora y allí estarán sus fieles oyentes, esperándola.  Como siempre.

Hay voces que no se olvidan. La de ella.

Publicado en Volando bajito | 4 comentarios